Foto: Eduardo Joaquin Pareja

Iván González Peña, conocido por su nombre artístico Rabem nacido el 02 de diciembre de 1988 en España, Sevilla. Es un rapero de música urbana, productor discográfico y autodidacta.

En 1998 ya comenzaba su curiosidad por el rap y el hip hop cuando escuchó por primera vez a los raperos americanos en la MTV, tales como Dr. Dre, Eminem, Snoop Dogg, Ll cool j, 50 cent, Xzibit y un largo etc. Pero serían otro tipo de acontecimientos los que acabarían haciendo que su vida girase en torno a la música.

En el colegio siempre fue una persona solitaria, muy poco sociable, no era muy hablador, más bien tímido con todos. Todo era monótono, hasta que un día un profesor fue clase por clase haciendo pruebas vocales para reclutar cantantes para el coro del colegio. Por sorpresa para él, le hicieron la prueba y fue seleccionado como componente. 

Ahí se iba despertando su curiosidad por la música, aunque esto sucedió mucho antes de que el Hip Hop entrara en su vida. A pesar de todo ello, sus años como estudiante fueron un completo calvario. Hubo un momento, en 1996, que cambió su visión de la realidad. 

Todas las mañanas, día tras día, le decía a su madre que “le deseaba todo lo peor al colegio”, debido a que, con tan solo 8 años, una profesora le agredió duramente, causándole secuelas para siempre. Iván nos relataba así: 

Recuerdo ese día perfectamente, cuando estábamos toda la clase sentada en forma de “U”(para nosotros era especial esa distribución porque cambiábamos un poco de la rutina, y teníamos más contacto con los compañeros). A mí me pusieron frente a la profesora, pero hacia el fondo, cerca de la ventana, rodeado de todos los compañeros, cuando, sin explicación, se acercó a mí y… recuerdo que algo me preguntó… pero yo no dije nada. De momento, vi como mi profesora me agarraba del pelo y me golpeaba varias veces, dando con la cabeza y la nariz en el pupitre. Ella gritaba, y cuando me soltó, (ese día me tragué mis lágrimas por vergüenza a mis compañeros), le pedí educadamente ir al aseo para limpiarme la sangre de la nariz, lo que me negó rotundamente…nunca me olvidaré de esa Zorra”.

Tras recibir varios golpes con su cabeza en el pupitre, Iván no fue el mismo, nunca más. Muchos de sus compañeros pasaban por su lado ajeno a él, e incluso muchas veces se sentía como si fuera un chico raro. Sus notas no eran buenas, pero, eso sí, la poesía y la interpretación no se le daban nada mal. 

Este grave acontecimiento, junto a muchos otros dramas vividos en el barrio que le vio crecer, marcó su vida y comenzó a marcar también sus tendencias musicales. Iván empezó a tomar conciencia de la cruda realidad, y a escuchar música de estilos muy variados, como “Orichas”, “Molotov”, Ska-p”, “Mojinos escocidos”, “Gorrillaz”, “Ecos del Rocío”, y un largo etc, mezclando gran número de géneros (Rock, Pop, Latino, Hip Hop, Heavy…). Pero lo que más hondo le penetró e hizo que todas esas heridas cicatrizaran fue, sin duda, el Hip Hop, con el que identificó todas sus negras experiencias y la marginalidad de su barrio. 

Sobre el año 2000, aproximadamente, un amigo de la escuela le pasó por primera vez música de rap en español. Eran grupos como “Arianna Puello” (una de las primeras en escuchar), “SFDK”, “Toteking y Shotta”, “Juaninacka”, “El chojín”, “Nach Scrach” … que inspiraron en él la necesidad de convertirse en un comunicador, de volcar sus sentimientos en una letra. 

En 2002, a pesar de que el mundo del hip hop no era muy bien catalogado en aquella época y esa cultura no estaba muy a la moda, sintió la necesidad de utilizarlo para enviarle un mensaje a su antigua profesora; no podía dejarlo encerrado porque los sentimientos le aturdían por dentro. 

Empezó a imaginar, a descargarse instrumentales por Internet, a investigar por su cuenta para que esa canción fuera posible. En tan sólo un día encontró la instrumental necesaria y escribió la letra. Al día siguiente la grabó y la tituló “Iván González”. Así nacía su primer éxito en el barrio. 

Tras su primer debut en concierto en el festival Torrerock´07, celebrado en su barrio, Torreblanca de los Caños, en 2007, comienza a tomarse su carrera musical con más seriedad y dedicación, para lo que intenta no perder su esencia, seguir siendo tal y como es, para ir logrando así que su personalidad, junto a mucho aprendizaje y esfuerzo, le fueran generando su propio estilo. 

La carencia de los suficientes recursos económicos también marcó los inicios de Rabem. Al no poder costearse grabaciones profesionales, ni cursar estudios en ninguna escuela de aquello que le apasionaba, tuvo que buscarse la vida sólo y sin ayuda de profesores, ni conservatorios, ni nada por el estilo. Así que no le quedó otra que aprender él mismo a grabar y masterizar su música, dando lugar así a su estudio de grabación, “Abismo Records”, Rabem se convertía ya en su propio Productor discográfico. 

Origen de su nombre artístico

El nombre artístico proviene de sus miedos de cuando era un niño. Según su madre a él le daba miedo el cuervo Rockefeller, el ventrílocuo del programa de televisión protagonizado por José Luis Moreno.

Al temor de los cuervos, él quiso convertirse en su propio miedo, sabiendo que cuervo se traduce raven en inglés lo personalizó, cambiando la ”V” por la “B” y la “N” por la “M” naciendo su nombre artístico de RABEM.

El significado original es “La superación de sus miedos” dando fuerza a su nombre.